¿Por qué son tan caros los cartuchos de tinta?

No resulta ser ninguna novedad que los cartuchos de tinta resultan ser sumamente costosos, lo cual implica un presupuesto absolutamente elevado ya sea para su utilización en el lugar o bien en empresas a gran escala.

No obstante, en la actualidad existe la posibilidad de recurrir a marcas alternativas, las cuales son sumamente eficientes pero tienen un costo inferior al precio que tienen las tintas originales.

Un bien muy preciado

En primera instancia, es válido destacar los cartuchos de tinta, por lo general, suelen ser sumamente costoso debido a que son efectuados por la misma empresa que confecciona la impresora.

En este sentido, es importante destacar que cada uno de los productos es elaborado bajo los más altos estándares de calidad para garantizar su durabilidad y funcionalidad a través del tiempo. De este modo, también garantiza el correcto funcionamiento del producto y evita cualquier clase de avería que pueda surgir en un futuro próximo.

Cartuchos alternativos

También es importante destacar que en el mercado de consumo han salido diferentes tipos de modelos alternativos, los cuales si bien son económicos tienen diversas desventajas, entre las cuales se encuentran las siguientes:

  • El cartucho alternativo no siempre garantiza una correcta funcionalidad de la impresora

  • La vida útil del cartucho no se equipara al a una original.

  • En muchas ocasiones son confeccionados de manera incorrecta, por lo tanto, no logran abastecer las necesidades de los clientes, pues no son compatibles con el producto en cuestión.

La compañía HP sostiene que los cartuchos de tinta que fabrican ofrecen un volumen de impresión mucho más elevado que cualquier otra clase de producto alternativo, lo cual otorga un beneficio absolutamente inigualable al consumidor final quién además estará absolutamente seguro de contar con un producto de calidad y que no producirá ninguna clase de avería a la hora de efectuar cualquier clase de impresión.

En definitiva, se puede decir que la compra de un producto original resulta ser una inversión a largo plazo más que un gasto en sí mismo, ya que el mismo no producirá ninguna clase de inconveniente a posteriori.

Otra de las características fundamentales que tienen producto original es que el margen de error es del 1% frente al 50% de las marcas alternativas en este sentido. Resulta ser una pérdida invaluable ya que no rinde al 100%.

En definitiva, comprar un cartucho alternativo implica un ahorro a priori pero un gasto a posteriori además de existir la posibilidad de que la impresora tenga una avería a futuro, por lo cual, implicaría un gasto impensado y se terminaría gastando mucho más dinero. Por lo tanto, lo más aconsejable comprar cartuchos de tinta compatibles con la impresora que se utilizará.